Jelly Roll Morton, ¿el inventor del Jazz?

Si no el inventor, al menos habría que considerar a Jelly Roll Morton como el primer compositor de Jazz.

En http://www.musicweb-international.com/jazz/2006/Jelly-Roll_8120824.htm

En http://www.musicweb-international.com/jazz/2006/Jelly-Roll_8120824.htm

Jelly Roll Morton  (Ferdinand Morton) fue un músico criollo de Nueva Orleans que había recibido formación clásica pero tocaba el piano ragtime en Storyville a principios de 1900, lugar lleno de casinos, tabernas bares cabarets, donde muchas bandas trabajaban cada noche. Fue de carácter provocador y fanfarrón y esto ha influido en la desconsideración de su figura de excelente músico creador, quizá el músico que primero codificó y transmitió las normas de funcionamiento del jazz.

Cuando a los 17 años su tutora y bisabuela descubrió que en vez de ser vigilante nocturno -como le había dicho- se dedicaba a los clubs, (tocaba, bailaba, jugaba al billar, hacía números cómicos de vaudeville), lo echó de casa y comenzó a viajar con su música, por Memfis, Chicago, N York, Kansas City Los Ángeles… Fue él quien primero se propuso transportar esa música -que aún no se llamaba jazz- al piano, mezclando el ragtime, la música de juglares y el blues, él decía que él había inventado el jazz. Aunque no sea estrictamente cierto, escribió muchas melodías que se convertirían en el estándar del jazz, como Wolverine Blues. Morton hablaba del matiz español que había que darle a la música jazz para que sonara auténtica. Ya en los años 40, años más tarde de su época de mayor actividad, grabó en la Biblioteca del Congreso y esas grabaciones nos enseñan mucho de qué tipo de músico fue.

Martin Willians (1990: 25) escribe que “una de las mejores grabaciones de Morton es un tema al que llamó Dead Man Blues, elaborado con las melodías de varios temas distintos, en concreto tres. Obviamente las melodías han de encajar bien entre sí, deben disponerse en un orden que dé sentido musical y emocional al tema resultante (…). La grabación de Morton de Dead Man comienza con el eco de una procesión funeraria, una introducción basada en la conocida Marcha Fúnebre de Chopin interpretada por el trombón con un toque de humor”.

Del primer tema, en estilo polifónico, destaca -resumimos las ideas de Williams- el diálogo entre la trompeta y el clarinete acompañados por el bajo en el trombón. El estilo se distancia del pesado estilo Dixieland. Después de unas bellas variaciones en el tema segundo, un solo a la corneta hace de puente al tercer tema y curiosamente no pierde en belleza y originalidad. El tercer tema es un trío de clarinetes que tocan una bella melodía-armonía de blues tipo riff hasta que el trombón de Kid Ory entra con una profunda contramelodía.

Williams repara en las diferencias entre la música de King Oliver y la de Mortom. La mayor virtud de la de Oliver provenía (ibidem: 27) de la forma en que tocaban juntos sus músicos de forma improvisativa. En cambio la música de Mortom estaba “compuesta”, pensada, y daba gran importancia a la forma orquestal. Rítmicamente era inferior a la de Oliver pero era más sofisticada, más compleja formalmente, más “moderna”. Es un desarrollo superior, un paso adelante sobre la forma establecida por los compositores de ragtime, incorporando a un tiempo elementos rítmicos y armónicos del jazz y del blues: “la música de Morton representa un compendio de todo lo que el jazz había conseguido antes de que las innovaciones de Armstrong reinterpretaran su lenguaje básico” (Ibidem).

Williams establece una similitud entre Mortom, Ellington, Lewis y Monk: todos eran pianistas o tocaban el piano sin ser grandes virtuosos, fueron compositores, poseían un concepto orquestal del piano, grandes acompañantes, todos innovaron en el binomio improvisación-forma y el de libertad-disciplina o individualidad-conjunto. Y todos recibieron influencia del piano ragtime, que había conseguido reinterpretar los temas folk previos, la música religiosa previa, los temas de marchas de la época y la previa música de baile de origen europeo.

En torno a 1910 Morton había comenzado a extraer las virtualidades del piano ragtime y a apartarse de su caricatura, del exhibicionismo fácil y superficial al que muchos pianistas de ragtime se dieron. “El ragtime era estuctural, rítmica y emocionalmente limitado, y Morton pareció darse cuenta de ello” (Ibidem, 29). Tenía conocimientos musicales, conocía la música europea, la técnica de la variación, las formas complejas… cosas que desconocía por ejemplo J Oliver. Si a esto le añadimos su fina intuición con la que sabía relacionar las tonalidades y modular y el añadido de los ritmos hispanos que dominaba,  entenderemos la riqueza de sus piezas, como Wolverines, King Porter Stomp, The Pearls, Kansas City Stomps

A esto Martin Williams añade la incorporación de los ritmos hispanos y del blues: la música de Morton sería como una alianza entre el ragtime y el blues (notas “desafinadas”) con elementos de la música folklórica francesa y española (la importancia de las síncopas y los contratiempos), los himnos baptistas y la música de marchas.

Seguiremos en una próxima entrada escribiendo sobre la importancia de los blues en la música del jazz primitivo y del uso que Morton hizo de los riffs y de los breaks. De lo que no cabe duda es de que se puede decir que Mortom fue “el primer gran maestro de la forma en el jazz”, comparable a un Duke Ellington, un John Lewis o un Thelonious Monk.


Un pensamiento en “Jelly Roll Morton, ¿el inventor del Jazz?

  1. ….º Coincido casi por completo con lo comentado.., hay que estar atento a las fechas de la música que escuchamos, El Jazz como la música que empezó a hacerse conocer en USA, tiene comienzos en la misma época que en Argentina también nacía un nuevo ritmo como el tango, Los dos tienen algunos puntos en común, con toda la influencia que pudo tener esa época desmesurada con la inmigración en estos países de América.
    Como bien dice el comentarista en su escrito si nos remontamos a las primeras grabaciones de jazz, que apenas comienzan (dado el comienzo de esa tecnología), son de 1917 y se nota el criterio imperante de la época, los primeros que grabaron fueron conjuntos de músicos blancos, recien casi un lustro después empiezan a hacerse grabaciones de conjuntos del género, en este caso de ancestros africanos, que eran los que llevaban esa música adelante desde sus orígenes. Es ya comenzado el siglo XX cuando esos conjuntos enpiezan a profesionalizarse, para presentarse en todos los sitios donde la música era bien recibida. Es sabido que los negros tuvieron oportunidad de conseguir instrumentos baratos, del descarte del ejército en sus bandas, luego de la guerra de Secesión. Lo interesante para no perder el hilo del tema es considerar que los primeros conjuntos, estilanban tocar como las bandas de músicos profesionales que tenían las fuerzas armadas y alcaldías, con música variada, en especial de ritmos de coros de iglesia, polcas, clásicos, los cuales sirvieron para dar en forma de fusión a la música que se mezcló con la original que traían los negros ya afincados por años en el país.
    Ellos en la primeras grabaciones en las cuales se adelanta King Oliver, se nota que son polifónicas, casi sin solos, todos tocan la melodía y entrelazan los distintos instrumentos segun sea oportuno….
    Por eso es importante Morton, por que fue el primero en manejar esa música en forma de dejarla fluir bajo el control del piano, pero dejando un amplio margen para que los distintos instrumentos tengan su lucimiento, según su inspiración.. En ello fue tal vez el ejemplo para un Ellington que se destacó varios años después.
    El progreso del Jazz fue vertiginoso en los primeras décadas del nuevo siglo, llegando a su zenit tal vez en mediados del siglo, para ir perdiendo ímpetu en su continuación diluyéndose en nuevos ritmos, con algo de su influencia.
    Agradezco la paciencia en su lectura. Gracias.
    HWBL.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *